Era un 13 de Mayo de 1981


Seguramente ese día se despertó pensando en María, ya que más de una vez había leído “El tratado de la verdadera Devoción a la Santísima Virgen María” de San Luis María Grignon de Montfort, sobre todo en su juventud. Tenía preparada la catequesis que ese miércoles enseñaría en la audiencia general. Él había aprovechado estas audiencias para instruir sobre la Teología del Cuerpo: El Amor Humano en el Plan Divino, que había comenzado casi un año después de haber sido nombrado Sumo Pontífice.

Se calcula que en esa tarde soleada de mayo había 20 mil personas en la Plaza de San Pedro, en Roma. Tenía la costumbre de pasear entre la multitud en un carro descapotable y sin vidrios, y mientras paseaba iba impartiendo su bendición. Dos disparos, tal vez tres. Los reportajes de la época tampoco lo tienen claro. Lo cierto es que un pistolero a sueldo quiso matar a San Juan Pablo II. La pistola browning calibre 9 en posesión del turco Mehmet Alí Agca de 23 años tenía listas 9 balas, pero por un fallo mecánico no alcanzó a disparar todas. En seguida fue apresado.

Aparte de la catequesis, el Sumo Pontífice iba a comunicar la creación del Instituto Juan Pablo II Para Estudios Sobre el Matrimonio y la Familia. “El 13 de mayo de 1981, el día de una extraordinaria gracia mariana y de una misteriosa intervención de Dios en la historia de la humanidad, es también el día emblemático de nuestro origen: precisamente ese día, de hecho, Juan Pablo II había decidido anunciar públicamente la fundación de nuestro Instituto que lleva su nombre y que él quería que fuese dedicado al estudio del matrimonio y la familia. La idea originaria y la misión específica que lo identifican entre las diversas y variadas instituciones académicas de la Iglesia Católica queda así vinculadas indisolublemente a la protección de la Bienaventurada Virgen de Fátima, su celestial patrona, y al testimonio de la sangre derramada en la plaza de San Pedro.” Son palabras de Monseñor Livio Melina, presidente actual del Instituto.

El doctor Rodolfo Proietti, quien trató al Papa en el hospital, recuerda en una entrevista a Rome Reports que el Santo Padre repetía: “Me fio de vuestra competencia y de la Divina Providencia”. Al despertar, luego de las casi cinco horas de operación, el secretario del Papa Polaco, cardenal Stanisław Dziwisz, le hizo notar que el día del atentado coincidía con la fiesta de la Virgen de Fátima. En ese mismo momento hizo llevar al hospital todo el material sobre la aparición. Con el atentado y estando al borde de la muerte, el Obispo de Roma tomó conciencia que debía consagrar el mundo entero al Corazón Inmaculado de María, un pedido de la Virgen de Fátima que no se había realizado. El 25 de marzo de 1984, Fiesta de la Anunciación y del Día del Niño por Nacer, el mundo entero fue consagrado a María Santísima.

No fue la primera vez que quisieron acabar con su vida. Se registran múltiples incidentes a lo largo de su extenso pontificado, pero la segunda más mencionada es quizá un año después, en 1982, increíblemente en Fátima, donde había llegado como peregrino para agradecer a la Virgen por haberle salvado la vida. El sacerdote español Juan Fernández Krohn se abalanzó contra San Juan Pablo II con una bayoneta. El sacerdote fue detenido y la ceremonia continuó sin ningún percance. Años más tarde, el cardenal Stanislaw Dziwisz confesó que la vestimenta papal tenía rastros de sangre.

Dos años más tarde del atentado en Roma, el 27 de diciembre de 1983, el Papa visitaba a su agresor en la cárcel. “¿Por qué sigues vivo? Estoy seguro de haber disparado bien”. Fueron las palabras del homicida. No cabía de asombro ya que era un profesional, para eso había sido entrenado; a lo que el Santo Padre contestó: “una mano, su mano, disparó, y otra mano guio la bala”. Con este gesto, San Juan Pablo II nos demostró una vez más su sencillez en el trato humano y que es posible alcanzar la misericordia incluso habiendo cometido los crímenes más terribles. Lamentablemente, Mehmet Alí Agca nunca pidió perdón sino que repetía una y otra vez “¿Por qué sigues vivo?”

#juanpabloii #teologiadelcuerpo

Entradas destacadas
Entradas
recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • SoundCloud Social Icon