Vestirse Bien para la Misa


La sociedad se está volviendo cada vez más casual. He visto a gente comprando en la tienda de la esquina en pijama y en zapatillas. He estado en conciertos de música clásica de artistas internacionales donde la gente va vestida con camisas hawaiana y vaqueros. De hecho, es difícil pensar en algún evento en que las personas vayan bien vestidas. Incluso las bodas y los funerales son cada vez menos formales.

Esto me molesta porque la forma en que nos vestimos es un signo de cuánto respeto tenemos por nosotros mismos y por las demás personas. Si no nos vestimos bien para alguien o algo, es una señal de que no respetamos a nadie y a nada.

Vestirse bien es un pequeño sacrificio

Verse presentable requiere esfuerzo. Ponerse un traje ajustado y corbata, en lugar de una camiseta arrugada, lleva tiempo. Afeitarse, en lugar de usar una sombra desaliñada en la barba, requiere un poco de esfuerzo. Desenredar el cabello, en lugar de dejarlo despeinado, requiere una pequeña cantidad de trabajo. Sin embargo, son precisamente estos pequeños sacrificios de tiempo y esfuerzo los que dicen que la otra persona vale la pena.

Créeme, sé que no es fácil para los hombres. Es algo natural no querer hacer ese esfuerzo. Sin embargo, te garantizo que si lo haces te sentirás como un hombre de un millón de dólares. Te sentirá más viril y seguro.

Vestirse para misa

Incluso si no piensa que vestir bien vale la pena para todas las actividades diarias, hay un lugar al que nunca debes ir desarreglado. Nunca. Y esa es la santa misa.

Jesús, el rey de reyes, está en tu parroquia. Los ángeles tiemblan ante él, los demonios huyen de él, y se hace presente en el altar en cada misa. ¿Realmente quieres estar en su presencia en chanclas y en pantalones cortos? ¿De verdad quieres decirle a Jesús, "No valías la pena como para vestirme bien"?

Luchamos como sociedad para entender la realeza. Tenemos una visión distorsionada de la igualdad que nos dice que nadie, sin importar quién sea, es digno de honor y respeto. Esto es simplemente incorrecto. San Pablo dice: "a quien honor, honor". Y si alguien es digno de honor, es Jesucristo, nuestro sacerdote y rey.

Lo sé, lo sé. Nadie lo hace. De hecho, la misa en tu parroquia puede que no sea muy reverente (espero que lo sea). Pero eso no es excusa. Parte de ser hombre, es hacer lo correcto, incluso si no es popular. Sé fuerte y nada contra corriente.

Sacerdotes, consideren la posibilidad de explicar el significado de la presencia real de Jesús en la Eucaristía, y luego alienten gradualmente a sus fieles a mostrar respeto en cómo se visten.

El legalismo no es la respuesta

Aunque creo que todo hombre debe vestirse bien para la misa, no voy a prescribir exactamente lo que debe usar. No es mi lugar para recomendar un traje de tres piezas, un cierto color de los pantalones, o los zapatos de charol. Aunque no te diga qué ponerte, sí voy a sugerirte tres reglas básicas en cómo vestir para la misa.

1. Tu vestimenta debe reflejar tu esfuerzo: Al elegir qué usar para ir a misa, no prefieras lo más cómodo y fácil. De hecho, hazlo un poco incómodo. Por ejemplo, si vas a misa en zapatos deportivos, trata de ir la próxima vez con zapatos de cuero. Si vas en camisa tipo polo, ahora anda con una camisa de vestir. Si has estado usando una corbata, intenta añadirle un saco casual. En otras palabras, has un esfuerzo adicional y un pequeño sacrificio.

2. Tu atuendo debe estar por encima de la media: Vivimos en diferentes lugares y nuestra cultura tiene mucho que ver con lo que constituye una vestimenta respetuosa. Un hombre del campo en el estado de Montana (USA) o un trabajador pobre migrante no tienen los mismos estándares que un ejecutivo rico de Wall Street. Sin embargo, no importa dónde vivamos, todos debemos tener "una ropa dominguera", esa que es más elegante de lo que llevamos todos los días. Si te pones la misma ropa para ir a misa que cuando vas al cine, tienes un problema.

3. Hacerlo por amor: Lo más importante, el amor debe ser nuestra motivación. En el momento en que empezamos a hacer las cosas por razones distintas al amor, estamos perdiendo nuestro tiempo. He oído a mucha gente decir, "Dios mira el corazón. Él ve que yo lo amo incluso si no me visto bien”. ERROR. El amor siempre se manifiesta exteriormente a través de actos de entrega. El amor no es un sentimiento, es una opción para sacrificarte por alguien que valoras más. Como dije antes, vestirse es un sacrificio muy pequeño. Dile a Jesús que lo amas y lo respetas haciendo un sacrificio, esforzándote al elegir tu atuendo para la misa. Cuanto más te cueste vestirte, más valioso será tu sacrificio para Jesús.

Conclusión

Un caballero católico nunca debe hacer caso al mundo que puede decirnos que no vale la pena vestirse bien. Debemos mostrar respeto por nosotros mismos y por los demás haciendo un esfuerzo, especialmente para la misa santa. Debemos ser valientemente contra-culturales en nuestra vestimenta, incluso si al hacerlo tenemos una apariencia diferente.

¿Cuál es la vestimenta adecuada en tu parroquia? ¿Cuál crees que debería ser una forma de vestirse para la misa?

#misa #vestido

Entradas destacadas
Entradas
recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • SoundCloud Social Icon

Síguenos

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
RSS Feed

© todos los derechos reservados, se autoriza compartir el contenido de esta pagina siempre y cuando que se haga referencia a su fuente. 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now