5 Maneras de Prepararte para el Matrimonio


El matrimonio es maravilloso, pero trae consigo una gran cantidad de responsabilidades y deberes. La Escritura y las enseñanzas de la Iglesia son claras: el esposo es la cabeza del hogar, y él lleva el principal compromiso ante Dios por la felicidad y santidad de su casa. A imitación de Jesús, el esposo es profeta, sacerdote y rey ​​de la iglesia doméstica.

Debido a que el matrimonio es un asunto serio, comenzar un matrimonio con la mentalidad de un adolescente, sin ningún tipo de previsión, es una receta para el desastre. Está bien ser inmaduro cuando te casas, pero no está bien permanecer de esa manera. Debes buscar con pasión la madurez y la santidad mucho antes de que pienses en el matrimonio.

Si eres un hombre católico que considera la vocación del matrimonio, ¿cómo debes prepararte? ¿Qué pasos puedes tomar para estar listo para esta alegre responsabilidad?

Aquí están las 5 mejores maneras de prepararse para un matrimonio santo y feliz.

1. Buscar la virtud: Todo hombre católico, joven o viejo, casado o soltero, debe buscar activamente la virtud. Pero si estás pensando seriamente en el matrimonio, debe ser la prioridad número uno. El matrimonio trae consigo enormes responsabilidades, y los hábitos de santidad son necesarios para hacer frente a estos desafíos masculinos.

Por ejemplo, digamos que es tu primer año de matrimonio. Tienes un buen trabajo que te ayuda a pagar las cuentas, pero un día, pasa algo impensado. Te despiden y te quedas sin ninguna manera de proveer a su familia. ¿Cómo enfrentar este desafío? La virtud de la fortaleza, o el coraje, proporcionará el temple necesario para levantarte y buscar otro trabajo a pesar de la humillación y el desánimo.

O digamos que regresas a casa después de un largo día de trabajo. Simplemente quieres sentarte en el sofá frente a la televisión, pero tu esposa está sola y quiere pasar una hora conversando. ¿Qué haces? El hombre egoísta ignora a su mujer y ve la televisión, pero el hombre virtuoso practica la caridad. Se olvida de sí mismo y satisface las necesidades de su esposa.

Sin la práctica constante y el cultivo de la virtud, el matrimonio tiene muchos problemas. Prepárate para el matrimonio cultivando la virtud en cada oportunidad.

2. Aprende a ser sabio financieramente: Es tan fácil ser descuidado con el dinero. Las tarjetas de crédito se mercadean bien entre los estudiantes universitarios, y los préstamos personales se obtienen fácilmente. Los coches o los últimos aparatos electrónicos se comercializan mediante pagos mensuales en lugar del precio completo (piensa en un televisor de 60 pulgadas a $ 99 al mes), haciendo que la tentación de gratificación instantánea sea abrumadora. Y eso no es un factor determinante, a pesar de las deudas universitarias a las que muchos jóvenes se enfrentan. ¿Ahorro? La mayoría de los hombres jóvenes piensan que eso es algo que se comienza a hacer a partir de los 50 años.

Confieso que era imprudente económicamente antes de casarme. Me emocioné demasiado cuando finalmente comencé a hacer mi propio dinero, compré lo que quise, a menudo usando crédito. Yo pensaba que podía pagar los gastos. Cuando llegó la hora de casarme, sin embargo, la gravedad de mi bobería me hundió por completo. En lugar de tener dinero en el banco, yo estaba en rojo. Y adivina qué: estaba llevando esa carga a nuestro matrimonio y compartiéndolo con mi esposa. No fue una buena sensación.

Prepárate ahora aprendiendo a ser sabio financieramente. Di que no. Tal vez puedes permitirte un nuevo iPhone, pero ¿realmente lo necesita? Pon el dinero que gastarías en el banco. Paga de a poco toda la deuda que tengas. Nunca, nunca compres un carro nuevo, no importa cuán bajos estén las cuotas mensuales. Si necesitas orientación, consulta financieramente con profesionales como Dave Ramsey. En tanto como sea posible, comienza tu matrimonio con una base financiera fuerte.

3. Aprender y practica la fe: Como esposo y padre, serás el jefe espiritual de tu familia. Tristemente, muchos hombres se contentan con dejar la guía espiritual a sus esposas. Abdican de su papel de sacerdote de la casa y se desentienden de los asuntos de fe. Esto no es una opción para el hombre católico. Debes prepararte para guiar espiritualmente a tu familia.

Compra un Catecismo y estúdialo. Lee las vidas de los santos y los clásicos espirituales, aunque sólo sea por 5 minutos al día. Reza el rosario. Anda a confesarte frecuentemente. Esfuérzate por convertirte en un santo y deja atrás la mediocridad y la tibieza. En definitiva, has de la fe una prioridad, aunque no lo haya sido en el pasado.

4. Se puro: Las tentaciones a la impureza sexual abundan en el mundo moderno. La pornografía está a sólo un clic de distancia, las mujeres escasamente vestidas adornan innumerables anuncios, y las películas y la televisión están saturadas con contenidos sexuales. Además, es desenfrenada la cultura de “levantes” en los campus universitarios y la infidelidad conyugal.

No importa cuántas tentaciones existan, no hay excusa para la impureza sexual. El consentimiento en los pecados sexuales puede destruir tu alma y tu matrimonio. Esfuérzate contra estas tentaciones, y en su lugar, llena tu mente con todo lo que es santo. Como dice San Pablo, "huid de la fornicación". Sé radical en la lucha contra las tentaciones. Si la televisión te está causando pecado, deshazte de él. Si tu computadora te está causando pecado, instala un filtro y busca un amigo responsable. Haz lo que tengas que hacer.

Sálvate a ti mismo para tu futura esposa, para que puedas entrar a tu matrimonio con una especie de ingenuidad positiva. Aunque esto es despreciado por el mundo, será atesorado por tu esposa.

5. Busca la sabiduría: Una de las características de la juventud desde tiempos inmemoriales es un desprecio por la sabiduría de sus mayores. Por alguna extraña razón, los jóvenes parecen pensar que tienen todo el conocimiento que necesitarán, y los adultos realmente no entienden el mundo, a pesar de su tesoro de experiencia. Por supuesto, esta actitud es la peor estupidez. El libro de Proverbios tiene muchas palabras fuertes para los necios que se burlan y desprecian a sus ancianos, y la escritura es muy clara cuando dice que los ancianos deben ser respetados y que debemos aprender de ellos.

El joven católico debe absorber la sabiduría como una esponja. Ora cada día por el don de la sabiduría verdadera, no por la sabiduría mundana, sino por la sabiduría piadosa. Pasa tiempo con tus mayores y sé lo suficientemente humilde para aprender de ellos. No te separes de los adultos o de los que son más maduros (tengo un gran problema con los grupos de jóvenes que separan a los chicos de los hombres). Conversa con las personas más sabias y maduras. Si puedes, encuentra un mentor santo; un hombre de confianza que pueda guiarte y enseñarte. De nuevo, lee a los santos y absorbe sus sagrados consejos. Lee la Sagrada Escritura todos los días, especialmente Proverbios, Sabiduría o Eclesiastés. Lee El amor de la sabiduría eterna de San Luis de Montfort.

En la vida de un hombre católico no hay sustituto para la verdadera sabiduría. Ser sabio, como el mundo lo ofrece, es para aquellos que no se preocupan por llegar al cielo, y eso es algo por lo que no debes preocuparte. En su lugar, busca siempre la verdadera sabiduría espiritual.

Conclusión

¿Estarás alguna vez completamente listo para el matrimonio? No lo creo. La experiencia es el mejor maestro, y el matrimonio revela mejor que nada tu egoísmo, inmadurez y orgullo. Será una experiencia de aprendizaje en sí, haciéndote madurar más rápidamente que cualquier otra cosa.

Pero eso no significa que debas entrar al matrimonio como un niño demasiado grande. Esfuérzate por ser un hombre de quien tu futura esposa pueda estar orgullosa. Más importante aún, esfuérzate por ser un santo, y todo lo demás caerá en su lugar. El matrimonio es una responsabilidad seria, más de lo que muchos piensan, y debes prepararte para eso.

Hombres casados, ¿cuál es tu consejo para aquellos que están considerando el matrimonio? Si no estás casado, ¿cómo te preparas para el matrimonio?

#hombresdeverdad #matrimonio

Entradas destacadas
Entradas
recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • SoundCloud Social Icon

Síguenos

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
RSS Feed

© todos los derechos reservados, se autoriza compartir el contenido de esta pagina siempre y cuando que se haga referencia a su fuente. 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now