¿Quién Maneja esta Barca?


“No sé si estaré en Panamá, pero Pedro estará con ustedes”. Fueron las declaraciones del Papa Francisco, al finalizar la Jornada Mundial de la Juventud en Polonia, que ha dado pie a muchas afirmaciones de pánico, ya que algunos piensan que está prediciendo su propia muerte. La palabra pontífice, viene del latín pontifex, que literalmente significa “el que construye puentes”. Así, el Santo Padre es aquel que construye puentes entre la tierra y el cielo.

Con la promulgación de san Juan XXIII y san Juan Pablo II, hace dos años, la Iglesia Católica suma 80 papas declarados santos, de los 266 que hemos tenido desde san Pedro hasta el papa Francisco. Es apenas el 30% de nuestros pontífices a lo largo de toda la historia cristiana. Historia que ha estado llena de infidelidades, traiciones, destituciones y antipapas.

Solo por hacer un breve recuento, tenemos dos papas que por voluntad propia decidieron dejar la barca de Pedro, por considerar que era lo mejor para la Iglesia. Celestino V apenas estuvo en el papado seis meses, y nuestro querido Benedicto XVI, 8 años. Al primero, Dante Alighieri en su Divina Comedia lo acusó de villano y lo colocó en el infierno; la verdad es que murió en prisión luego que el siguiente papa, Bonifacio VIII, lo encerrara. El segundo, vive apaciblemente en el Monasterio Mater Ecclesiae, en la Ciudad del Vaticano, como papa emérito. “Es como tener al abuelo en casa”, dijo sobre él el papa Francisco hace tres años.

Existe el caso de Gregorio XIII, que dejó el papado para poner fin al llamado Cisma de Occidente cuando había tres papas en Roma, pero no fue por su iniciativa, ya que su renuncia estaba establecida en una cláusula del cónclave. El exilio también fue causa para abdicar, como lo ocurrido a Martin I (santo). El emperador Constante II tenía discrepancias con el papa, así que lo mandó a arrestar y lo encarceló haciéndole padecer hambre, humillaciones y sufrimientos, mientras elegía él mismo al sucesor.

También hemos tenido papas que han sido asesinados, sobre todo en los primeros siglos. El siguiente papa después de Pedro considerado mártir es Calixto, lapidado en una revuelta contra él y arrojado a un pozo. Gracias al Espíritu Santo, que es quien “construye, anima y santifica a la Iglesia” (C.I.C. 747), no hemos tenido antipapas en más de quinientos años, pero estos temidos personajes suman cerca de 40, excluidos obviamente, de la lista de papas.

Recuerdo el sueño de Don Bosco, que narra una situación en mar abierto en donde el santo padre tiene que llevar a buen recaudo la barca en medio de una tempestad. Cae el pontífice–capitán y por las mismas otro toma el timón, así que la barca nunca se encuentra a la deriva. Por más que los piratas traten de hundirla y choquen a la embarcación poco hacen para dañar su estructura y temple. Por fin, la barca se aferra con fuertes cadenas a las dos columnas que se levantan en pleno mar, en una está la Santísima Virgen María y en la otra la Sagrada Hostia.

Esa es nuestra historia. La historia de nuestra Iglesia instituida por el mismo Jesús y con la ayuda de unos simples pescadores. Solo tomados de la mano de Nuestra Bendita Madre y frecuentando los sacramentos que tenemos a nuestra disposición podemos salvar esta barca de Pedro en la que todos estamos abordo. Y ténganlo por seguro, ¡nunca nos faltará un capitán!

#papafrancisco #papado #donbosco

Entradas destacadas
Entradas
recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • SoundCloud Social Icon

Síguenos

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
RSS Feed

© todos los derechos reservados, se autoriza compartir el contenido de esta pagina siempre y cuando que se haga referencia a su fuente. 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now