Las 2 corrientes Contra la Vida


En su Exhortación Apostólica Amoris Laetitia el Papa Francisco nos recuerda que uno de los fines del matrimonio es la apertura a los hijos. El amor siempre da vida. Por eso, el amor conyugal no se agota dentro de la pareja, sino que está orientado a crear nueva vida. Un hijo es reflejo viviente de su amor, signo permanente de su unidad conyugal. Por ello, las familias numerosas son una alegría para la Iglesia. En ellas, el amor expresa su fecundidad generosa.

Sin embargo, hoy, el bien de los hijos se ve afectado por dos corrientes: la exclusión de la prole por medios ilícitos y la creación de hijos por medio de técnicas artificiales.

1) “La Iglesia rechaza con todas sus fuerzas la anticoncepción, la esterilización y el aborto. Estas medidas son inaceptables incluso en lugares con alta tasa de natalidad” nos dice el Papa, ya que cuando se excluye la fecundidad del acto conyugal los esposos se donan con reservas.

2) La revolución biotecnológica ha introducido la posibilidad de manipular la procreación humana, separándolo de la relación sexual entre hombre y mujer. El Papa Francisco también denuncia la mercantilización de la vida humana mediante los vientres de alquiler. De este modo, la vida humana, la paternidad y la maternidad, se han convertido en realidades componibles y descomponibles, sujetas a los deseos de los individuos. Y nos pide: “no caigamos en el pecado de pretender sustituir al Creador. Lo creado nos precede y debe ser recibido como don”. Un hijo siempre es un regalo de Dios.

#valordelavida #vida #papafrancisco

Entradas destacadas
Entradas
recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • SoundCloud Social Icon

Síguenos

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
RSS Feed

© todos los derechos reservados, se autoriza compartir el contenido de esta pagina siempre y cuando que se haga referencia a su fuente. 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now