Pentecostés

Las lecturas de este domingo, en la que la Iglesia de Cristo celebra Pentecostés, me traen a la mente unos mensajes muy importantes para todos los cristianos. En la segunda lectura (1 Corintios 12), se habla tanto de la diversidad, como de la unidad. Diversidad porque el Espíritu Santo reparte sus dones a cada fiel de acuerdo a las necesidades del pueblo de Dios, unidad porque todos sirven a “un mismo Señor” y “a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo”. Que manera más fuerte de que el mundo conozca la unidad del Cuerpo de Cristo, que el saber que hoy, en todas las iglesias católicas del mundo, miles de millones de fieles, leen las mismas lecturas y celebran casi al unísono la fiesta del Pentecostés. Esa unidad visible que el mismo Jesús pide para su cuerpo orando al Padre: “que sean uno, como tu y yo somos uno, para que el mundo crea que me has enviado”.

En el evangelio de hoy, en unos pocos versículos (Juan 20, 19-23), se condensa uno de los episodios más importantes para el cristianismo. Jesus mismo se presenta a sus discípulos, quienes estaban totalmente atemorizados, “encerrados por miedo a los Judíos”. Con su presencia hace totalmente tangible para ellos su resurrección, además de cumplir su promesa de dejarles al “Paráclito” para que de ahora en adelante los ilumine y acompañe. La historia de Ia Iglesia se parte en dos, porque allí mismo pasan los apóstoles de ser unos cobardes escondidos, a unos hombres valientes, dispuestos a resistir toda prueba con tal de cumplir la misión recién recibida de ir al mundo como el Padre envío a Jesús. Y como si esto fuera poco, se instituye un sacramento fundamental para la vida del cristiano: el sacramento de la penitencia (confesión), las palabras de Jesús a sus apóstoles no pueden ser más claras: “Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos”. Es Dios mismo quien determina en ese momento la manera en que debemos ponernos a cuentas con El, para recibir Su misericordia, no nos corresponde a nosotros juzgar sus palabras, sino cumplirlas. Que este día nos sirva para cimentar nuestra Fe, que Dios nos regale su Espíritu Santo para que nos infunda ese amor, amor a toda prueba, para mostrarle al mundo la Verdad.

#pentecostés #espíritusanto #iglesiaunida

Entradas destacadas
Entradas
recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • SoundCloud Social Icon